0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 2 minutos

La extirpación del riñón o nefrectomía es la cirugía para extraer un riñón completo o solo parte del él. Puede significar:

  • Extirpar parte de un riñón (nefrectomía parcial).
  • Extirpar un riñón completo (nefrectomía simple).
  • Extirpar un riñón completo, la grasa circundante y la glándula suprarrenal (nefrectomía radical). En estos casos, los ganglios linfáticos cercanos también se extirpan.

¿Por qué se realiza?

El motivo más frecuente por el cual un cirujano urólogo realiza una nefrectomía es para extirpar un tumor del riñón. Por lo general, estos tumores son cancerosos, pero también pueden no serlo (benignos). A veces, es necesario realizar una nefrectomía debido a otras enfermedades renales.

Cómo prepararse para la cirugía

Antes de la cirugía, hablarás con el cirujano urólogo acerca de las opciones disponibles para ti. Estas son algunas de las preguntas que podrías hacer:

  • ¿Necesitaré una nefrectomía parcial o total?
  • ¿Soy candidato para un procedimiento mínimamente invasivo (laparoscópico, robótico o de otro tipo)?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de que necesite una nefrectomía total incluso si se planificó una nefrectomía parcial?
  • Si la cirugía es para tratar el cáncer, ¿qué otros procedimientos o tratamientos relacionados podría necesitar?

Planificación de tu estancia en el sanatorio

Es posible que debas permanecer en el hospital de una noche a una semana o más, según el tipo de procedimiento. Consulta con tu cirujano sobre el tiempo de recuperación estimado.

Preparación para la cirugía

Recibirás instrucciones sobre qué debes hacer el día previo y el día de la cirugía. Toma nota de cualquier pregunta que pudieras tener, como las siguientes:

  • ¿Cuándo debo comenzar el ayuno?
  • ¿Puedo tomar mis medicamentos recetados?
  • De ser así, ¿cuán pronto antes de la cirugía puedo tomar una dosis?
  • ¿Qué medicamentos de venta libre debo evitar?
  • ¿Cuándo debo llegar al hospital?

Qué esperar en el hogar

El tiempo de recuperación después del procedimiento y la duración de la estancia hospitalaria dependen de tu salud general y del tipo de nefrectomía realizada. La sonda urinaria continúa allí por un breve período durante la recuperación.

En la mayoría de los casos, recuperarse de la extirpación del riñón tarda alrededor de 3 a 6 semanas. Usted puede tener algunos de estos síntomas:

  • Dolor en el abdomen o en el lado donde le extirparon el riñón. El dolor debe mejorar al cabo de varios días a una semana.
  • Hematomas alrededor de las heridas. Estos desaparecerán por sí solos.
  • Enrojecimiento alrededor de las heridas. Esto es normal.

Actividad

Organice que alguien lo transporte del sanatorio al domicilio. También puede necesitar ayuda con las actividades cotidianas durante las primeras 1 a 2 semanas.

Usted debe ser capaz de realizar la mayoría de sus actividades habituales al cabo de 4 a 6 semanas. Antes de eso:

  • Evite realizar esfuerzo para levantar objetos pesados
  • Evite toda actividad extenuante, lo cual incluye hacer ejercicio pesado, levantar pesas y otras actividades que lo hagan respirar con dificultad o esforzarse.
  • PUEDE dar caminatas cortas y usar las escaleras.
  • PUEDE realizar tareas domésticas livianas.
  • Intente no exigirse demasiado. Lentamente incremente la cantidad de tiempo e intensidad del ejercicio.

Fuente Mayo Clinic y medlineplus