0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 1 minuto

Este procedimiento se realiza para corregir una ruptura o daño en la membrana timpánica.

El tímpano se ubica entre el oído externo y el oído medio. Cuando este se daña o tiene un agujero, la capacidad auditiva se puede reducir y las infecciones del oído pueden ser más probables.

Las causas de agujeros o aberturas en el tímpano son:

  • Una infección severa en el oído
  • Introducir algo dentro del conducto auditivo externo
  • Traumatismo

 

Luego de la cirugía

Para proteger tu oído después de la cirugía se colocarán tapones en el oído durante los primeros 5 a 7 días.

Hasta que tu médico te lo indique:

  • No permitas que le entre agua al oído. Al ducharse o lavarse el cabello, se puede colocar un algodón con vaselina y/o gorra de baño para contribuir a la impermeabilización.
  • No estires de repente tus oídos ni te suenes la nariz. Si necesitas estornudar, hacelo desde la boca, pero sin oprimir el estornudo.
  • Evitá viajar por aire y nadar.
  • Limpiá suavemente cualquier secreción en la parte externa del oído. No coloques nada más dentro de tu oído.
  • Si tenés una sutura en la parte de atrás del oído y se humedece, secala suavemente sin frotar.