0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 2 minutos

En la mayoría de las mujeres con cáncer de mama se emplea algún tipo de cirugía como parte del tratamiento. Hay diferentes tipos de cirugía, y se pueden realizar por diferentes razones, dependiendo de la situación.

Cirugía para extraer el cáncer de seno

Hay dos tipos principales de cirugía para extraer el cáncer de seno.

  1. Cirugía con conservación del seno: se extirpa solamente la parte que tiene cáncer. El objetivo es extraer el cáncer y algo de tejido normal circundante.
  2. Mastectomía: una cirugía en la que se extirpa totalmente el seno, incluyendo todo el tejido mamario y en ocasiones otros tejidos cercanos.

Después de la mastectomía

Después de la mastectomía, te llevarán a la sala de recuperación, donde el personal controlará tu ritmo cardíaco, temperatura y presión arterial. Si sientes dolor o tienes náuseas a causa de la anestesia, díselo a alguien para que puedan darte medicamentos.

Luego, te llevarán a una habitación del hospital u sanatorio. En el caso de una mastectomía, la hospitalización generalmente dura 3 días o menos. Si te realizan una mastectomía y una reconstrucción al mismo tiempo, es posible que debas permanecer en el centro de salud durante más tiempo.

Recuperación en el hogar después de la mastectomía

  • Medicamentos para el alivio del dolor: el cirujano probablemente te dará una receta para cuando dejes el hospital. Es recomendable que compres los medicamentos antes de llegar a tu casa, o que un amigo o familiar lo haga apenas llegues a tu casa, para que los tengas a tu disposición.
  • Cuidado del vendaje (o apósito) en el sitio de la incisión: pregúntale al cirujano o a la enfermera cómo debes cuidar el vendaje que te colocaron después de la mastectomía.
  • Reconocimiento de indicios de infección: el cirujano debe explicarte cómo puedes saber si tienes una infección en la incisión y cuándo debes llamar al consultorio.
  • Ejercicios para el brazo: es posible que el cirujano o la enfermera te indiquen una rutina de ejercicios que puedes realizar para evitar la rigidez del brazo y el hombro del lado en que te realizaron la cirugía.
  • Volver a usar un sostén: se necesita tiempo para cicatrizar antes de que puedas usar una prótesis o un sostén. El médico te dirá cuánto debes esperar.
  • Cuando llegues a tu casa desde el hospital, probablemente te sientas cansada. Descansa más de lo habitual durante las primeras semanas posteriores a la cirugía.
  • Pídeles a tus amigos y familiares que te ayuden. A medida que te recuperes, no te sientas obligada a realizar más actividades de las que puedas manejar.

Es posible que sientas fatiga de vez en cuando durante los primeros meses posteriores a la cirugía: si tienes dificultades debido a la fatiga, pregúntale al médico qué puedes hacer.