fbpx
0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los huesos contienen minerales, incluidos calcio y fósforo, que los endurecen y densifican. Para mantener la densidad ósea, el organismo necesita un aporte adecuado de calcio y de otros minerales y debe producir las cantidades apropiadas de varias hormonas. También se necesita un aporte adecuado de vitamina D para absorber el calcio de los alimentos e incorporarlo a los huesos.

Dado que en los adultos jóvenes se forma más hueso del que se destruye, estos  aumentan progresivamente de densidad hasta aproximadamente los 30 años de edad, etapa de la vida en la que alcanzan su máxima fortaleza. Después de este momento, como el proceso de destrucción de hueso supera al de formación, la densidad ósea disminuye lentamente. Si el organismo es incapaz de mantener una cantidad de formación ósea adecuada, los huesos siguen perdiendo densidad y se vuelven cada vez más frágiles, produciéndose finalmente osteoporosis.

Factores de riesgo de Osteoporosis

  • Otros casos de osteoporosis en la familia directa
  • Dieta baja en calcio y vitamina D
  • Estilo de vida sedentario
  • Ascendencia caucásica u oriental
  • Constitución delgada
  • Menopausia prematura
  • Consumo de tabaco
  • Consumo excesivo de alcohol o cafeína

Síntomas

Al principio la osteoporosis no causa síntomas, ya que la pérdida de densidad se produce de modo muy gradual. Algunas personas nunca desarrollan síntomas.

A la larga, sin embargo, la densidad ósea puede disminuir lo bastante para que los huesos se colapsen o se fracturen, causando un dolor intenso y repentino, o desarrollándose dolor y deformaciones óseas de manera gradual. En los huesos largos, como los de los brazos y los de las piernas, la fractura se suele producir en los extremos más que en la parte media. Los huesos de la columna (vértebras) muestran un especial riesgo de fractura por osteoporosis. La fractura se produce normalmente en la zona media de la espalda o en la región lumbar.

Claves para minimizar los efectos de la Osteoporosis

1. Sigue una dieta rica en calcio. Trata de conseguir todo el calcio que necesita su esqueleto de una manera natural por medio de la alimentación: lácteos, frutas y verduras, frutos secos, pescados y mariscos. También una dieta rica en proteínas ayuda a prevenir la fractura de cadera.

2. Asegura tu aporte de vitamina D. Se obtiene con los rayos del sol, por lo que entre quince y veinte minutos diarios de exposición solar te garantizarán la cantidad necesaria de esta importante vitamina, que fija el calcio en el hueso.

3. Deja el tabaco y reduce el consumo de alcohol. Ambas sustancias dañan los huesos, pero el alcohol, además, disminuye los reflejos y aumenta el riesgo de caídas y posibles fracturas. El exceso de café tampoco es aconsejable.

4. Practica ejercicio de manera regular. Huye del sedentarismo y realiza alguna actividad física durante veinte o treinta minutos unas tres veces a la semana. Algunos de los ejercicios que te ayudarán a fortalecer tus huesos son caminar, bailar, practicar taichí, yoga o ejercicios de soporte de peso. Evita siempre aquellos que impliquen algún tipo de riesgo.

5. Cuida tus posturas en el día a día. Vigila la manera en que caminas, te sientas, te acuestas y te levantas. Presta atención, además, a la forma en que coges y trasladas pesos.

6. Presta atención al caminar por la calle. Escoge bien los zapatos que utilizas: deben ajustarse a tu pie y los tacones deben ser bajos.

7. Minimiza los riesgos de caídas en casa. Dejar alguna luz encendida en la noche para ver mejor mientras caminas instala en el baño barras de seguridad y pavimento antideslizante en la ducha o bañera.

8. Vigila tu vista. La mejor manera de evitar una caída es ver bien, por lo que es recomendable que acudas a revisarte la vista a un oftalmólogo una o dos veces al año.

9. Evita los fármacos hipotensores o sedantes. Este tipo de medicamentos puede provocar somnolencia e inestabilidad, por lo que es preferible no tomarlos en la medida de lo posible. Si debes hacerlo, ten mucho cuidado cuando te levantes y desplaces.

10. Toma suplementos de calcio y vitamina D si es necesario. Tu médico te indicará si necesitas complementar tu dieta con este tipo de aportes, que debes tomar siempre bajo su supervisión y respetando las dosis y pautas de administración que él te señale.

El objetivo del tratamiento de la osteoporosis es la reducción del número de fracturas por fragilidad. Recordamos siempre consultar a su médico si tienes alguna duda sobre qué hacer.