0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Lo que hace necesaria la cuarentena en el caso del COVID-19 son dos cosas: la enorme transmisibilidad o facilidad de contagio que tiene este virus y el hecho de que muchas personas puedan tenerlo y contagiarlo sin tener ningún síntoma. Esto significa que la enfermedad se puede diseminar rápidamente en una población sin precauciones.

Se estima que una de cada 10 infecciones se han debido a personas que tenían el virus, pero no se sentían enfermos. Esto hace que sea más fácil y rápido el contagio del virus. Esta transmisión es la responsable de que en pocos días puedan multiplicarse exponencialmente los casos en una ciudad o un país.

Al ser el coronavirus una enfermedad altamente contagiosa, el distanciamiento social es importante para frenar la propagación. Los especialistas en salud pública explican que se debe mantener una distancia de dos metros entre persona y persona para evitar la infección. Además de eliminar por completo cualquier tipo de aglomeración, por lo que se establecieron el cierre de escuelas, cancelación de reuniones y conciertos, entre otras medidas.

Ante esta situación que estamos viviendo es importante:

Asumir la realidad y proponerse hacer lo correcto

La situación de estar encerrados es tan insólita y extraña que es normal que al principio cueste entenderla o creer que de verdad debemos ponernos en cuarentena. Sin embargo, cumplir con nuestra labor es una responsabilidad.

Planificar la nueva situación

Con la cuarentena, la vida se modifica de manera sustancial. Por eso, es bueno buscar cosas que hacer, planificar todo lo posible y no improvisar.

Prestar atención a los demás

Hay que mantener la atención sobre las personas con las que uno convive. Sin obsesionarse, pero estando preparados para obrar como indican las autoridades si surgiera alguna situación preocupante.

Cumplir con las normas propuestas

Seguir todas las indicaciones de higiene y salud dadas. Consultar por un profesional a domicilio en caso de presentar los síntomas.

La cuarentena lo que hace es impedir que se presenten muchos contagios al mismo tiempo, sino que la velocidad del contagio se reduzca lo suficiente para que el sistema pueda atender a todos los enfermos de COVID-19, más todos los demás enfermos que necesitan cuidados, evitando el colapso.

Entonces, ¿por qué es importante quedarte en casa? La primera razón que surge es para evitar contagiarte. Hay que recordar que al estar contagiado no solo te afecta a vos, sino a todas las personas que has tenido algún tipo de contacto, donde podría haber una persona perteneciente a los grupos de mayor riesgo. Al evitar contagiarte, por lo tanto, también estarías evitando que el virus se continúe esparciéndose. A su vez, al estar contagiado y dentro de casa, también es una forma de evitar la propagación, ya que estás impidiendo que el virus siga circulando. Dadas estas razones, impedimos que el sistema de salud colapse y los casos de mayor riesgo puedan ser atendidos de manera correspondiente, a la vez que cortamos un ciclo de propagación de la enfermedad.

Quedarte en casa no es solo cuidarte a vos. Es cuidar a tu vecino, a un amigo, a un familiar cercano. Es cuidarnos a todos.