0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 1 minuto

Cada dedo está conformado por 2 o 3 huesos pequeños. Estos huesos son frágiles y por lo tanto se pueden romper después de golpearse o dejar caer algo pesado sobre el pie.

Los dedos rotos son una lesión común. La fractura casi siempre se trata sin cirugía y se puede atender en la casa.

Las lesiones graves incluyen:

  • Rupturas que causan la torsión del dedo del pie
  • Rupturas que causan una herida abierta
  • Lesiones que comprometen el dedo gordo del pie
  • Si tiene una lesión grave, debe buscar ayuda médica.

Las lesiones que comprometen el dedo gordo pueden necesitar un yeso o férula para sanar. En casos poco frecuentes, se pueden desprender pequeños trozos de hueso e impedir que el mismo sane adecuadamente. En este caso, se puede necesitar cirugía.

Síntomas:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Hematomas que pueden durar hasta 2 semanas
  • Rigidez

Cómo aliviar los síntomas:

  • Suspender cualquier actividad física que cause dolor y mantené tu pie inmóvil siempre que sea posible.
  • Colocar hielo en el dedo del pie por 20 minutos cada hora que estés despierto durante las primeras 24 horas; luego, de 2 a 3 veces al día. (No aplicar hielo directamente sobre la piel).
  • Mantené el pie levantado para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Consultá a un médico por analgésicos para el dolor.
  • Aumentá lentamente la distancia que caminás cada día. Podés retornar a tu actividad normal una vez que hayas bajado la hinchazón, y puedas usar un zapato estable y protector.