fbpx
0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 2 minutos

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en las grasas (lípidos) de la sangre. Si bien el cuerpo lo necesita para continuar produciendo células sanas, tener colesterol alto puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

El colesterol alto puede heredarse, aunque suele ser el resultado de la elección de un estilo de vida poco saludable; por lo tanto, se puede prevenir y tratar. Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente y, a veces, tomar medicamentos pueden lograr mucho para reducirlo.

Síntomas

No presenta síntomas. La única forma de detectarlo es mediante un análisis de sangre.

Cuándo consultar al médico

Pregúntale al médico si deberías realizarte una prueba de colesterol. Las recomendaciones con respecto a la edad para realizarse el primer análisis de detección varían. Por lo general, el análisis se repite cada cinco años.

Si los resultados del análisis no se encuentran dentro de los niveles aceptables, el médico podría recomendarte que te realices mediciones con más frecuencia. También puede recomendarte que te realices análisis con más frecuencia si tienes antecedentes familiares de colesterol alto, enfermedad cardíaca u otro factor de riesgo, como diabetes, presión arterial alta, o en el caso de que fumes.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de colesterol alto son:

  • Mala alimentación. Comer grasas saturadas, que se encuentran en productos animales, y grasas trans pueden elevar tu nivel de colesterol. Las comidas con alto contenido de colesterol, como la carne roja y los productos lácteos enteros, también lo aumentan.
  • Circunferencia grande de la cintura.
  • Falta de ejercicio.

Prevención

Para ayudar a prevenir el colesterol alto, puedes hacer lo siguiente:

  • Haz una dieta baja en sal con muchas frutas, vegetales y cereales integrales
  • Limita la cantidad de grasas de origen animal y usa las grasas buenas con moderación
  • Baja de peso y mantén un peso saludable
  • Deja de fumar
  • Bebe alcohol con moderación, o no lo hagas

¿Te preocupa el colesterol? Ponte en movimiento

Ya sea que tengas obesidad o no, hacer ejercicio puede reducir el colesterol malo y aumentar el bueno. Si tu médico lo aprueba, ejercítate, al menos, 30 minutos por día. Haz una caminata a paso ligero durante la hora de almuerzo. Ve a trabajar en bicicleta. Nada algunos largos en la piscina. Practica tu deporte favorito. Busca un compañero de ejercicios o únete a un grupo para hacer ejercicio a fin de mantenerte motivado. Además, recuerda que cualquier actividad física es buena. Incluso usar las escaleras y no el ascensor puede marcar la diferencia.