0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 2 minutos

¿Sabes por qué, cuando nos hacemos el carné de salud u otros exámenes médicos nos piden ciertas horas de ayuno? 

La primera razón por la que nos exigen hacer ayuno para los exámenes médicos es por un tema fisiológico. Esto significa que nuestros valores como los del colesterol o la glucosa, sufren variaciones luego de que ingerimos algún tipo de alimentos. Al no ingerir sólidos durante las ocho horas anteriores a la extracción de sangre garantiza que no se produzcan alteraciones bioquímicas.

También se recomienda alargar el ayuno hasta las catorce horas si el paciente presenta previamente altos niveles de triglicéridos.

La segunda razón está vinculada a la tecnología utilizada para analizar nuestra sangre ya que si no estamos en ayunas, el espesor de nuestra sangre aumenta y esto puede perjudicar el análisis de la muestra.

¡Hay que aguantarse!

¿Y qué pasa cuando nos piden una muestra de orina?

Aunque nos sorprenda el ayunar no tiene nada que ver con esto. La orina nos la piden para analizar los residuos en nuestro organismo, ya que la primera orina es la más concentrada en cuanto acumula todos los productos de desecho que han estado produciendo los riñones durante toda la noche.

A continuación, te dejamos algunas recomendaciones por si tenés que hacerte un análisis:

  • Se puede beber agua, pero de forma moderada. Así que ojo con el mate.
  • Actividades intensas en las veinticuatro horas previas al examen está prohibido.
  • No podés consumir bebidas alcohólicas,
  • No necesitas cambiar tu dieta habitual. Mejor si la mantenés, así se arrojan resultados más reales a tu cotidianidad y más favorable para ti.
  • No fumar antes de la extracción, ya que puede interferir en la curva de la glucosa.

Sacarse sangre no es algo que a muchos les guste, pero a pesar del temor que podemos sentir en ese ratito es relevante entender que es parte del querernos y de tomar conciencia de lo importante que es cuidarnos y prevenir.