0800 2902 [email protected]
Tiempo de Lectura: 1 minuto

El término “ganglios inflamados” hace referencia al agrandamiento de uno o más ganglios linfáticos. Estos están presentes a lo largo del cuerpo. Son una parte importante del sistema inmunitario. Ayudan al cuerpo a reconocer y combatir microbios, infecciones y otras sustancias extrañas.

 

¿Dónde suelen palparse los ganglios?

  • La ingle
  • La axila
  • El cuello
  • Debajo de la mandíbula y la barbilla
  • Detrás de los oídos
  • Sobre la parte posterior de la cabeza

 

¿Cuáles son sus causas?

  • Abscesos dentales o dientes impactados
  • Infección del oído
  • Resfriados, gripe y otras infecciones
  • Hinchazón (inflamación) de las encías (gingivitis)
  • Mononucleosis
  • Úlceras bucales
  • Enfermedad de transmisión sexual (ETS)
  • Amigdalitis
  • Tuberculosis
  • Infecciones cutáneas

 

El dolor en los ganglios linfáticos generalmente es una señal de que el cuerpo está combatiendo una infección. El dolor por lo regular desaparece en un par de días, sin tratamiento. Es posible que los ganglios no retornen a su tamaño normal durante varias semanas.